Prevención de la leishmaniosis canina
¿Cómo puedes prevenirla?

La prevención es básica en el control de la enfermedad. Es necesario evitar que los insectos piquen tanto a los animales portadores como a los no portadores. Existen diferentes medidas preventivas que se pueden llevar a cabo conjuntamente. Los collares o pipetas evitan o disminuyen el contacto con el “mosquito” y la vacuna disminuye el riesgo de desarrollar la enfermedad ya que prepara sus defensas frente al parásito de la leishmaniosis.

perro
Medidas de prevención externa
Aplicando todas las medidas de prevención se obtiene la máxima protección para evitar el desarrollo de la leishmaniosis.
icon

Se pueden aplicar tanto pipetas como collares para la prevención de la picadura del "mosquito". Se recomienda aplicar las pipetas eficaces contra flebótomos cada 3-4 semanas (según el fabricante).

icon

Evitar que el perro duerma al aire libre y en general, evitar la exposición de la mascota durante el amanecer y el ocaso, especialmente en zonas endémicas.

icon

Se pueden colocar mosquiteras en todas las ventanas de la casa. En el interior de las casas conviene utilizar productos antimosquitos para proteger contra las picaduras no solo al perro, sino a toda la familia.

perro
Todo lo que debes saber sobre la vacuna de la leishmaniosis

La vacuna contra la leishmaniosis es una herramienta muy eficaz para inmunizar a los perros contra el desarrollo de esta enfermedad, ya que no tiene efectos adversos y una única dosis anual confiere inmunidad durante un año. En este articulo resolvemos las dudas más comunes sobre su seguridad o su eficacia. 

¿Estás aplicando buenas medidas preventivas?
¿Estás aplicando buenas medidas preventivas?
Artículos relacionados