Leishmaniosis

Cuidados para perros con Leishmaniasis ¿Cómo puedo ayudar a mi perro?​

Cuidados para perros con Leishmaniasis ¿Cómo puedo ayudar a mi perro?​
22/12/2021

La leishmaniosis es una zoonosis que afecta a un gran número de perros y personas en todo el mundo. Se trata, además, de una enfermedad endémica en España, ya que el clima y la situación geográfica del país ofrecen las condiciones perfectas para la supervivencia del flebótomo, el “mosquito” encargado de propagar la enfermedad.  

Existen casos de perros portadores del parásito que no han llegado a desarrollar la enfermedad y que, por tanto, no sufren sus síntomas, a pesar de que sí que actúan de reservorio del parásito. Aun así, si tu perro ha recibido la picadura de un flebótomo, las posibilidades de que acabe desarrollando la enfermedad son altas, por eso, como siempre, te recordamos lo importante que es poner siempre el foco en la prevención.

Si recientemente tu perro ha recibido un diagnóstico de leishmaniosis, aquí te dejamos un artículo en el que te explicamos qué es lo que puedes esperar a partir de ahora. Y, a continuación, te explicamos todo lo que puedes hacer para ayudar a tu perro a llevar lo mejor posible esta enfermedad.  

Escucha y pregunta a tu veterinario de confianza

 

Como sabemos, la leishmaniosis canina es una enfermedad que se presenta de manera muy diferente en cada animal. Factores como la raza, el sexo, la edad, la condición física o el historial de salud del perro pueden ser determinantes a la hora de desarrollar la enfermedad.  

Ante esta información, lo primero que debes hacer es escuchar al profesional veterinario que trate el caso de tu perro y tratar de entender la situación concreta de tu animal, así como el tratamiento que el veterinario o la veterinaria recomienda. Además, es importante que no te quedes con ninguna duda.  

Tu veterinario es la persona que tiene un conocimiento más amplio de la situación de tu animal, conoce tanto la enfermedad como al paciente y, si hay alguien que puede ayudarte a gestionar la situación, es él.

Sigue con los métodos de prevención

 

Como ya sabemos, que tu perro haya desarrollado la leishmaniosis no le hace inmune a la picadura del flebótomo, por lo que es posible que vuelva a recibir una picadura, lo cual podría provocar un empeoramiento de la situación general de su salud. Por lo tanto, debes mantenerte alerta y seguir empleando todos los métodos de prevención para evitar que eso suceda. Además, un perro enfermo es un foco importante de diseminación de la enfermedad hacia otros perros, porque si le pica un nuevo flebótomo, permitiría que se convirtiera en un flebótomo infectado. 

Ayúdale a mantener unos hábitos saludables

 

Como sucede con las personas, mantener unos buenos hábitos saludables siempre va a contribuir a mejorar el estado del animal. Por eso, asegúrate de que lleva una alimentación sana y equilibrada, adaptada a sus necesidades. Procura también que el animal haga ejercicio de forma regular, siempre acorde con su situación y sus necesidades específicas.

Detecta cualquier cambio

 

Por último, es muy importante hacer un seguimiento de la situación general de tu perro para detectar nuevos síntomas o cambios en los síntomas que ya presenta. Cualquier cambio podría ser un indicador de que algo no va como debería y, por lo tanto, es importante acudir al veterinario tan pronto como lo detectemos.  

Recuerda que cada situación es personal y que lo mejor para resolver tus dudas es siempre mantener una conversación con tu veterinario o veterinaria de confianza.  

Fuentes:
  • Por un mundo sin leishmaniosis. Leishmaniosis. Última consulta (02/08/2021). Disponible online en: https://www.porunmundosinleishmaniosis.com/leishmaniosis.html
  • Stop Leishmania. Leishmaniosis en perros. Última consulta (02/08/2021). http://www.stopleishmania.org/es/leishmaniosis-perros.php#prevencion
Artículos relacionados